Así se vivió la semana de Micael en el Jardín

Algunos días antes ya esperábamos a los niños preparando la sala con elementos de la época, el cuento, rondas con príncipes, princesas y el gran dragón.
Algunos fueron al parque a recorrer el lugar y encontrar ramitas para hacer bellas espadas. Otras espadas vinieron de los hogares, donde algunas manos laboriosas las hicieron para los niños.

El miércoles llegó el gran día de Micael. Celebramos con canciones, rondas y una bella ceremonia. Las fuerzas micaélicas se manifestaron de diferentes maneras, todas ellas envueltas del calor y veneración que reina en cada sala de jardín. 

En Sala Tilo Micael con su espada dorada y su corona venció al dragón. Dio a cada niño una espada, una corona por su valentía y nobleza y le obsequió una bella flor.
En Rosa se sirvió un gran banquete donde compartieron la torta de mijo con una gran espada y la mesa se vistió de fiesta y se decoró con flores.
En Lavanda, el pan de la cosecha llegó a través de un relato donde Micael libera al pueblo de la frialdad y la amenaza del dragón, derramando sobre los campos estrellas y luz del Sol.
Algunos niños amasaron pan y prepararon ricas espadas para merendar.
El viernes fue el día más esperado por los desafíos de coraje y valor. Conseguir las bolas doradas, pasar por rocas y puentes para finalmente llegar a la cueva del dragón y rescatar un tesoro.
Se vivió con mucha alegría, destreza y valentía.

Entre capas que cuidan y protegen a quien las viste, espadas que permiten reconocer y dominar al dragón que habita en nuestro interior, coronas que brindan hermosos pensamientos, caballos que otorgan la vivencia de libertad y victoria, estuvieron presentes los valores de esta época: libertad en el pensar, fraternidad en el cuidado hacia el otro, igualdad en el encuentro con el otro desde un profundo respeto hacia cada ser humano.

Ahora son otros los vigorosos luchadores que se están preparando para enfrentar sus desafíos. El dragón aguarda en la cueva a los valerosos niños de primaria que con su valentía y coraje lo enfrentarán una vez más.

Post by Colegio Waldorf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.