Festividades

Los niños vivencian de manera intuitiva los procesos de la naturaleza en el cambio de las estaciones del año. Las festividades anuales son para ellos momentos culminantes de su religiosidad natural. A cada estación y a cada edad se asocian cuentos, historias, artesanías y canciones, de las que abundan en todas las culturas, y que profundizan la unión del niño con la naturaleza y con todo su entorno, despertando en él una leve noción del enigma del ser humano.

Cada escuela decide individualmente que celebraciones concuerdan mejor con las necesidades de sus alumnos en particular, adaptándose a las tradiciones históricas y culturales de las comunidades que las rodean.


Festividad de otoño de 2013

En el ámbito escolar no se promueve la educación religiosa. En su lugar, se incentiva a los niños a contemplar y celebrar los hechos que tienen que ver con el milagro de la vida, sus ritmos y sus etapas, tales como las estaciones y las festividades culturales de la región, respetando la orientación religiosa de cada familia.

La educación Waldorf cultiva la devoción natural del niño y el respeto y admiración por la naturaleza y los seres humanos.